Red Velvet con crema de queso | Repostería Creativa - Club Bakery

Red Velvet con crema de queso


Soñadores!!!...pronto llegará un día muy especial...San Valentín!!! y no puede faltar un dulce super-romántico,...y bueno...y delicioso...de esos que te entran por los ojos y a parte que esté buenísimo, claro... y no es de esperar que le puedas encontrar aquí. Acompañaré junto con este postre otras dos buenas recetas de rechupete, para que puedas disfrutar ese día tan romántico y puedas enamorar a alguien...
Además no puede faltar un video que hará que te resulte mucho más fácil realizar la receta...anímate!!
I N G R E D I E N T E S

el bizcocho
300grs de harina
3 huevos
100grs de mantequilla blanda
100ml de nata líquida
300grs de azúcar
1 sobre de levadura
colorante rojo líquido o en polvo

crema de queso
200grs de crema de queso
150grs de mantequilla
250grs de azúcar glas
mermelada de fresa

para el relleno
un bote mediano de leche condensada
100ml de nata líquida


Para el bizcocho
Precalienta el horno a 200°.
Mezcla los huevos con el azúcar hasta que se blanqueen y dupliquen su volúmen.
Añade la mantequilla, la nata, la levadura, el colorante; la harina incorpórala pero tamizada
Remueve con una cuchara lentamente y con movimientos envolventes, para que no se baje el volumen.

Mételo en el horno alrededor de 30 minutos...para saber está horneado, introduce una aguja o algo similar en la masa, si sale limpio lo tendrás listo.

Para la crema de queso
En un bol echa la crema de queso, la mantequilla y la mitad del azúcar.
Bátelo con ayuda de una batidora eléctrica.
Incorpora la otra mitad del azúcar y termina de batirlo

En otro bol, mezcla la leche condensada y la nata.
Con el bizcocho terminado y enfriado...le haremos unos agujeros sobre su superficie. Puedes ayudarte con el final del mango de una cuchara de madera.
Con la superficie ya agujereada, echa la mezcla de leche condensada, con esta técnica ayudamos que se empape bien todo el bizcocho.

Volvemos a echar por encima y la crema de queso y la mermelada, con  montones dispersos.
Con el mango de una cuchara normal hacemos surcos sobre la superficie para que se mezclen aleatoriamente estos dos ingredientes.
Mételo en el frigorífico 2 horas, para que repose la mezcla.

Este postre está mejor de un día para otro, te lo aseguro.