ROSCON DE REYES ORIGINAL | Repostería Creativa - Club Bakery

ROSCON DE REYES ORIGINAL


I  N  T  R  O  D  U  C  I  Ó  N
Este año me apetecía sorprenderme a mí misma realizando un roscón de reyes algo más original que de costumbre y probando a hacer otra receta a la que normalmente estaba acostumbrada.
Pues sí esta receta también sale de maravilla y su resultado es espectacular obteniendo un roscón con un sabor muy rico y con una masa muy tierna y esponjosa como a nosotros nos gusta.
Ahora bien como toda la bollería requiere su técnica y necesita su proceso sólo tienes que realizarlo al pie de la letra todo, todo,,,,sí...y no me canso de decirlo porque sino no obtienes el resultado perfecto, pero bueno, todos hemos tropezado por la misma piedra y no nos ha salido todo siempre a la primera y yo me incluyo, a si que a base de realizar ya unas cuantas masas te das cuenta de dónde ya no tienes que fallar y cuál es lo que no te tienes que saltar.
Este bollo requiere de su masa madre y como ya he explicado con otro tipo de bollería, es una masa que hay que preparar antes para que los pasteles salgan muy blanditos y esponjosos.
Otra cosa que añadir para hacer el roscón es que es muy largo de hacer, tienes que estar todo el día pendiente de él, de que suba la masa por lo menos tres veces.



Te explico brevemente las pautas a seguir con el roscón para que puedas calcular el tiempo que te puede llevar:
-hacer la masa madre y dejar reposar toda la noche en el frigorífico, o si lo haces por la mañana dejar reposar 3 horas.
-hacer la masa principal y dejar reposar alrededor de 3 horas
-amasar otra vez, dar forma y volver a dejar reposar otras 3 horas
-hornear 20 minutos


Antes de empezar podemos aromatizar la leche con los cítricos y tenerlo guardado.
Calentamos 60grs de leche con media rama de canela, un trozo de cáscara de naranja y otro de limón, dejamos hervir apenas un par de minutos y resevamos.




Amasamos todos los ingredientes de la MASA MADRE. Hacemos una bola, la ponemos en un cuenco y la tapamos con un paño para que no le salga una costra dura mientras repose. Lo dejamos reposar toda la noche en el frigorífico o a temperatura ambiente alrededor de 3 horas. Igualmente de las dos formas observaremos que la masa habrá duplicado su volúmen, si es así pasamos a hacer la siguiente masa.
Si no ha duplicado esperaremos a que lo haga, si estaba la masa en el frigorífico, ésta vez a temperatura ambiente.



Preparamos la MASA PRINCIPAL
Amasamos todos los ingredientes junto con la masa madre, excepto el azúcar y la mantequilla. Cuando vayamos a echar la leche aromatizada la mediremos otra vez por si acaso en la cocción perdió volumen, si es tu caso añade lo que te haga falta.
Integrados todos los ingredientes empezaremos a añadir el azúcar en tres tandas de cinco minutos cada una. Me explico, dividimos el azúcar en tres partes y vamos echando una parte, amasamos cinco minutos y vamos añadiendo así la segunda y así sucesivamente, amasando cinco minutos en cada una.
Ya podemos incorporar la mantequilla, ésta vez lo haremos de golpe y amasaremos 15 minutos.
Hacemos una bola y la dejamos reposar para que fermente alrededor de 3 horas.

Cuando veamos que se ha fermentado volvemos a amasar y hacemos otra bola, dejamos reposar 15 minutos y procedemos a hacer ya la forma del roscón.
En este punto tenemos dos opciones, o hacemos la forma típica del roscón o lo hacéis de la misma forma que yo lo he hecho.
En mi caso he pesado toda la masa y la he dividido en cinco partes, cada parte la voy haciendo una bola y así sucesivamente hasta formas las cinco bolas. Las unimos y colocamos en el centro algo que le pueda hacer hueco, para que cuando fermente la masa o se cueza en el horno no se junte el centro.
Dejamos fermentar la masa otras 3 horas.

MASA ANTES DE FERMENTAR
MASA YA FERMENTADA

Ya fermentada la masa procedemos a decorarlo a nuestro gusto personal. 
Y ya sólo queda meterlo en el horno y listo.
Horno a 180° durante 15-20 minutos, pruebas a ver si está hecho pinchando con una aguja, y si sale limpia ya está hecho.