sábado, 13 de agosto de 2016

APRENDE A MONTAR TARTA DE PISOS


¿MONTAMOS UNA TARTA DE  TRES PISOS?....o de dos, o de cuatro,....o de cinco, como es mi caso. Hay muchas maneras y soluciones de colocar una tarta encima de otra y que no se nos vaya al traste.
Hay que tener en cuenta unos sencillos pasos: EL BIZCOCHO HA DE SER FIRME, COLOCAR UNAS VARILLAS dentro del bizcocho, antes de montar la siguiente tarta.... y si acaso lleva muchos pisos... INTRODUCIR UN PALO CENTRAL a lo largo de las tartas, ya montadas, para que se sujeten todas juntas firmemente.


¿Preparamos todo desde el principio?

Prepara un BIZCOCHO FIRME  pero jugoso, miramos el siguiente enlace.

ALISA LA SUPERFICIE, RECORTANDO CON UN CUCHILLO
 CORTARLO EN CAPAS, PUEDES AYUDARTE CON UNA REGLA

PON UNA BASE FIRME


EN MI CASO ELEGÍ UNA DE CARTÓN, CON SUPERFICIE ANTIHUMEDAD, Y LA RECORTÉ
Coloca el cartón encima y da la vuelta el bizcocho.

CON EL BIZCOCHO VOLTEADO, QUITA EL PAPEL VEGETAL
separa las capas y si quieres lo puedes mojar con almíbar




COLOCA EL RELLENO A MANO, O CON UNA MANGA PASTELERA DE BOQUILLA GRANDE Y LISA
Ver como se hace frosting o crema de mantequilla, aquí.

Para hacer el montaje de las tartas, hay que hacer un pequeño apoyo entre tarta y tarta, para que la tarta de abajo no se hunda con el peso de arriba.
Corta estos apoyos al ras de la longitud total, del grosor de la tarta, como verás en la foto.

Les puedes colocar de diferentes materiales, compatibles con la comida, o les puedes comprar ya hechos, aunque estos últimos ya vienen con una longitud predeterminada.
CON TUBOS ANCHOS DE PLÁSTICOS
CON VARILLAS DE MADERA


PODEMOS CUBRIR CON FROSTING LAS TARTAS PARA SU POSTERIOR DECORACIÓN




MONTA LAS TARTAS UNA ENCIMA DE LA OTRA Y DECORA A TU GUSTO.

Para colocar un palo central y que no se muevan las tartas en el transporte puedes ver un video demostrativo, que te explicará todo al detalle>>https://www.youtube.com/watch?v=nMyBYyjbMH4










jueves, 4 de agosto de 2016

BIZCOCHO PARA CUBRIR CON FONDANT



Para todos los buenos seguidores de la repostería que quieren hacer sus pinitos en este mundo, siempre hay buenos post donde se explican al detalle aquella idea que andabas buscando, pero no te quedas satisfecho con la receta y acabas rebuscando una y otra vez en la red. Hasta encontrar la receta que realmente te quede perfecta. A mí me ha pasado, y como no hay nada mejor que alguien que te lo pueda poner fácil te invito a que me sigas. Quizás te haya surgido alguna vez esta pregunta......¿No encuentras el bizcocho perfecto para hacer una tarta con fondant? Lo que quieres es hacer un bizcocho compacto pero que quede jugoso y que no resulte ser un ladrillo cuando lo has terminado, y que por mucho almíbar que eches sigue quedando mal. Sigo buscando recetas y no encuentro la deseada o no me lo explica bien.
Pues yo sí que le he encontrado, resulta ser muy JUGOSO, casi no hace falta añadirle el almíbar, aunque no está de más añadirlo, porque yo lo añado. Además está riquísimo y si se hace de chocolate mejor que mejor.
Además es muy curiosa la forma de elaborarlo, no hace falta ser muy experto. Anímate y echa un vistazo......
Precalienta el horno a 170°.
Mezcla todos los ingredientes secos (harina, azúcar, polvo de hornear o levadura en polvo, sal y cacao).
Una vez mezclado añade poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede con aspecto arenoso.

MEZCLA DE INGREDIENTES SECOS

CON LA MANTEQUILLA AÑADIDA, TIENE QUE QUEDAR EL ASPECTO ARENOSO

Mezcla esta vez los huevos, aceite, agua y vainilla.


Echa la mitad del líquido preparado en la mezcla anterior.
Bátelo a velocidad baja, tiene que quedar una mezcla lisa y homogénea.
Añade la otra mitad de la mezcla y ponlo a una velocidad un poco más alta, esta vez tiene que coger más volumen.

Prepara un molde para tartas, forrada con papel vegetal, y mételo en el horno. (Para la cantidad de masa preparada queda ideal un molde de 15 cm).
Tiempo de cocción: 1 hora y cuarto aproximadamente, dependiendo del horno. No obstante vas introduciendo una aguja de punto, o similar, dentro del bizcocho de vez en cuando. Estará listo cuando la aguja salga limpia.


Acabado el bizcocho y una vez frío:

RECORTA LA PARTE SOBRANTE PARA QUE QUEDE LISO
SI VAS A RECORTAR VARIAS CAPAS PARA RELLENAR, UTILIZA UNA REGLA
Antes de aplicar el relleno puedes humedecer el bizcocho con un poco de almíbar, hecho con agua, azúcar y licor a gusto.

Con el bizcocho cortado en capas lo rellenas de un buen frosting, nata batida o cualquier relleno que se te ocurra, ya podemos rellenarlo.

Para este tipo de tartas el mejor relleno que le puede ir es el frosting, claro eso sí, si la vas a cubrir de fondant.

Una vez cubierta de fondant ya no puedes introducirlo en el frigorífico, el frosting se quedaría duro y el fondant desaliñado.

Así puede aguantar unos 4 o 5 días.



NO OBSTANTE TE AÑADO EL ENLACE DE COMO PREPARAR UN BUEN FROSTING O CREMA DE MANTEQUILLA




VER RECETA EXPLICADA AL DETALLE>>https://clubbakery.blogspot.com.es/2016/04/el-mejor-frosting.html





sábado, 30 de abril de 2016

TARTA DE QUESO RELLENA DE PROFITEROLES


¿Qué podemos hacer para mejorarla una tarta de queso? Pues sí, podemos mezclarla con otro manjar que hará que la haga más divertida, y es incorporando unos deliciosos profiteroles rellenos de nata.
Van dos recetas en una, aprenderás a realizar profiteroles con masa choux, y una tarta de queso con un sabor especial, además no necesita horno. Lo único decirte que los profiteroles sí hay que hacerlos al horno, pero puedes hacer una pequeña trampa, y es comprarlos ya hechos y rellenos de nata. Además ya los puedes encontrar en un montón de supermercados, sobre todo en la sección de congelados.


¿Cómo se hacen los Profiteroles?
        Sólo tienes que seguir estos sencillos pasos...

Pon el agua a calentar en un cazo junto con la mantequilla cortada en trozos. Cuando se haya deshecho la mantequilla y haya cogido calor el agua, pero sin llegar a hervir, echa toda la harina de golpe y dale vueltas sin parar hasta formar una masa.




Añade un huevo y damos vueltas a la masa hasta que lo haya absorbido. Así lo irás haciendo con los siguientes, de uno en uno hasta agotarles. Con la masa lista la metes en una manga pastelera con una boquilla de estrella ancha para ir formando los pastelitos.



Coloca papel de hornear en una bandeja que irá al horno y forma los profiteroles.
Mételo en el horno a 200° hasta que estén dorados

Para hacer la Tarta de Queso

Coge las láminas de gelatina y ponlas a remojo en agua fría.


Coge las galletas y tritúralas. Lo puedes hacer de dos formas, una es metiendo las galletas en una bolsa bien cerrada y darlas golpes con un rodillo de cocina, hasta triturarlas; y la otra forma sería triturándolas en un robot de cocina.
Ya listas, las mezclas con la mantequilla derretida y lo colocas como base para la tartera (la tartera mejor si es de 21cms de diámetro). Apartamos.




Bate la nata bien fría en un cuenco frío. Cuando veas que ya está batida puedes añadir finalmente el azúcar, poco a poco y removiendo lentamente.
Con la gelatina hidratada la vamos a deshacer en medio vaso de leche recién hirviendo del fuego. Sacamos las gelatinas, las escurrimos y rápidamente las deshacemos en la leche.
Apartamos y dejamos enfriar.
Bate el queso con de azúcar.
Añade a continuación la gelatina ya fría y mezcla lentamente; si usas un colador mucho mejor, siempre se forma algún grumo en la gelatina y así no se te colarán.


Añade a la mezcla el colorante y la esencia de vainilla.
Finalmente mezcla 500grs de nata batida y mezcla lentamente.

Prepara los profiteroles dentro y alrededor de la tartera y echa encima la mezcla del queso.
Haz hincapié en que entre bien por todos los huecos.





Mételo en el frigorífico de 2 a 3 horas.

Con la nata que sobró adorna la tarta como en la foto

Sirve una porción de tarta y podrás observar que espectacular mezcla se puede llegar a lograr con esta tarta de queso tan deliciosa.
La puedes decorar con dulce de leche, como es mi caso.